UNA CAJA ENORME DE CEMENTO Y CRISTAL…

Después del 17D: Cuba-Estados Unidos.

Aunque el 14 de agosto de 2015 el Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, haya reinaugurado la embajada de su país en Cuba, el edificio pudo recuperar su condición diplomática, pero no por ello ha vuelto a convertirse en la caja de Pandora que fue…

José Armando  Fernández Salazar
23/07/2016
EXCLUSIVO
Una caja enorme de cemento y cristal
El 14 de agosto de 2015 el Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, reinauguró la embajada de Estados Unidos en Cuba.
Restablecimiento de Relaciones entre Cuba y Estados Unidos: El 17 de diciembre de 2014, luego de un diálogo entre los representantes de ambas naciones, Raúl Castro de Cuba y Barack Obama de Estados Unidos, anunciaron que comenzarán conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas que habían estado interrumpidas durante más de medio siglo. Este hecho sucedió el 20 de julio de 2015 aunque EU izó su bandera en la sede diplomática el 14 de agosto del propio año.

Agresivas decisiones del presidente Dwight Eisenhower, a principios de la década de 1960, dirigidas a golpear la economía cubana, conllevaron que el gobierno revolucionario emprendiera la nacionalización de empresas y propiedades norteamericanas enCuba, cuya compensación saldría de la cuota azucarera que se otorgaba a la Isla en el mercado estadounidense, la que finalmente se suspendió por completo.

Entre las propiedades nacionalizadas estaba la embajada de Estados Unidos en Cuba, un edificio ubicado a un costado del malecón, que había sido abandonado por los diplomáticos norteños luego del rompimiento de relaciones entre ambas naciones en 1961.

En 1977, bajo la protección de la Embajada de Suiza, la edificación pasó a acoger la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana y recuperó su estatus de embajada en 2015, como parte del proceso de restablecimiento y normalización de relaciones entre ambos países. En ese período esta no sería la primera vez que la edificación acaparara los titulares internacionales, al convertirse en escenario de hechos que evidenciaran la tensión diplomática que provoca la política hostil del gobierno norteamericano hacia Cuba.

UNA CAJA ENORME DE CEMENTO Y CRISTAL

Concebida en lo que los expertos llaman un estilo modernista-brutalista, la actual embajada de Estados Unidos en Cuba se terminó de construir para fines de 1953, el año en el que Fidel Castro y un grupo de revolucionarios cubanos asaltaban los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes con el ánimo de crear un movimiento insurreccional que pusiera fin a la dictadura de Fulgencio Batista.

La firma norteamericana Harrison y Abramovitz tuvo a su cargo el diseño del edificio de seis pisos en el que predominan amplios ventanales de cristal para ornamentar el tedio de concreto gris que caracteriza gran parte de la imagen de la edificación.

Los jardines fueron diseñados por el arquitecto paisajista californiano Thomas Church Dolliver. El contratista para la construcción fue Jaime Alberto Mitrani también profesor de ingeniería civil en la Universidad de La Habana.

Se dice que la sede diplomática fue la de mayor envergadura en la capital cubana, solo superada luego por la embajada de Rusia.

Durante varias décadas el mantenimiento y conservación del edificio estuvo a cargo de la Embajada Suiza, que tras los acuerdos de Fidel y Jimmy Carter, en 1977, la tuvo como una de sus secciones diplomáticas en la Isla.

A muchos, la forma del edificio, que hasta cierto punto rompe con el paisaje de esa zona del Vedado habanero, se asemeja a una gran caja de cemento y cristal, una caja de Pandora.

PROVOCACIONES Y ESPIONAJE

Amparada en la inmunidad diplomática, desde el propio Triunfo de la Revolución, la edificación se convirtió en la puerta trasera a través de la cual ingresaron al país agentes secretos para conjurar planes de desestabilización que fueron desde la intervención armada abierta hasta el terrorismo.

En el propio año 1959, cuando era vergonzosa la estampida de los sicarios batistianos, la sede diplomática fue el centro de operaciones de una conspiración para que el general Eulogio Cantillo asumiera el poder y, como había ocurrido tantas veces anteriormente, se frustrara la asunción al poder de los revolucionarios.

Allí también radicó una base de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde la que se elaboraron planes, incluso militares, para atacar el proceso cubano. Dignos de una película de espías, dichos proyectos pasaron desde la introducción de agentes encubiertos hasta la captación de mercenarios. Con el tiempo adquirió matices más sutiles bajo el nombre de “apoyo a la oposición”.

La actual embajada, cuando aún era una sección de intereses, sirvió de escenario para shows mediáticos encaminados a distender las relaciones. Allí se celebraron fechas “históricas”, incluso se llegó a representar un proceso de votación presidencial norteamericana. En 2006, se colocó un panel electrónico en lo alto de su fachada para transmitir mensajes provocativos.

Publicado en: Actual, Bloqueo, Cuba, Internacional

VIDEO: Raúl Castro: Informe Central al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba

continuan-los-trabajos-del-congreso-del-pc" width="100%" height="320" frameborder="0" scrolling="no" />

Eventos

Fecha/Hora Evento
10.09.2017 - 31.12.2017
0:00
SOLIDARIDAD con CUBA!
08.12.2017 - 17.12.2017
Todo el día
39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano
CINES, La Havana
15.12.2017
18:00 - 21:00
Aniversario ALBA-TCP
Mediothek PH Bern, 3005 Bern
11.01.2018 - 14.01.2018
0:00
Carmen. Il "Ballet de Camagüey", Cuba a Winterthur (+ VIDEO)
Theater Winterthur, Winterthur
01.02.2018 - 11.02.2018
Todo el día
27ª “Feria Internacional del Libro en Cuba” (FIL Cuba 2018)
27ª “Feria Internacional del Libro en Cuba”, La Havana

Legado de Fidel Castro

Archivos